Kanelbullar, un dulce de Suecia

Últimamente he tenido la oportunidad de conocer un poquito más la cultura y como no la gastronomía sueca. He asistido a varias cenas y si ya de por si es un país que me atraía, ahora a través de sus platos la atracción es todavía más grande.

Y soy muy consciente que os traigo una receta de un dulce muy muy típico y quizás el más conocido, aunque mucha gente no sabe que los Kanelbullar o rollitos de canela o muy conocidos como cinnamon rolls, nombre  yankee que tenemos muy integrado, son de origen sueco y no americano como muchos piensan.

Y creo que podría empezar a decir que hacer dulces comienza a gustarme o mejor dicho empieza a relajarme. No se si esta vez ha sido al amasar o bien el olor tan increíblemente bueno a canela, cardamomo y mantequilla que ha desprendido mi horno o la música que escuchaba mientras los preparaba, que por cierto eran Sigur Rós, aunque islandeses y no suecos os aseguro que me transporta a países nórdicos, me relaja, siempre… y como no, os los recomiendo.
Ya sabéis, en la cocina no se puede ir con prisas, aunque a veces es inevitable, lo sé, pero tomaros vuestro tiempo para hacer esta receta, disfrutadla mientras la preparáis porque luego se apreciará en el resultado.
Os recomiendo mucho que la hagáis y no hace falta ser unos expertos, si seguís estos pasos os saldrán y os encantarán!

KANELBULLAR o rollitos de canela (30-32 unidades)

500 gr de harina
80 gr. de azúcar de caña
100 gr. de mantequilla pomada
250 ml. de leche semidesnatada
35 gr. de levadura fresca de panadero
1 cucharadita colmada de cardamomo molido
1/2 cucharadita de sal

-Para el relleno:

150 gr. de mantequilla pomada
100 gr. de azúcar de caña
1 cuchara sopera de canela en polvo (aprox. 16 gr.)

-Para pintar 1 huevo batido

1- En un bol tamizamos la harina con la sal y le agregamos el azúcar, mezclamos y reservamos.
2- En un cazo calentamos la leche junto al cardamomo hasta llegar a templarse, volcamos en un bol y le añadimos la levadura. Batiremos manualmente hasta que se deshaga y después le añadiremos la mantequilla pomada y ayudados de unas varillas removeremos hasta que se integren bien todos los ingredientes.
3- Agregamos la mezcla de la leche al bol de la harina y empezaremos a amasar con nuestras manos hasta que se mezcle todo bien. Al finalizar la masa debe engancharse poco a nuestras manos (lo comprobaremos limpiándonos las manos y volviendo a coger la masa)
4- Dentro del bol formamos una bola o la forma que podamos darle a la masa y tapamos con un paño, y dejamos reposar 1h (si la habitación donde trabajamos es más bien caliente que fría , mejor)
5- Pasada la hora de reposo, preparamos la superficie donde vamos a trabajar la masa. Espolvoreamos con harina, volcamos la masa y ayudados de un rodillo le damos forma de rectángulo. Vamos espolvoreando la masa y la superficie para evitar que se enganche la masa. Si la superficie es de madera, mejor. 
Mi rectángulo fue de 30 cm x 50 cm aproximadamente y 1´5 cm de grosor.
 
6- Encendemos el horno a una temperatura de 225ºC y los dos fuego encendidos ( horno sin ventilador). La bandeja del horno la prepararemos con papel de hornear
 
7- Preparamos el relleno, mezclando la mantequilla, el azúcar de caña y la canela hasta conseguir como una crema y untamos lo más uniformemente posible por toda la superficie de la masa en forma de rectángulo, utilizad una espátula o cuchara.

8- El siguiente paso es enrollar la masa. Obtendremos un rulo y cortaremos “piezas” de 1´5 cmaproximadamente de grosor que depositaremos en la bandeja del horno.

9- Batid el huevo y ayudados de un picel, pintad un poco los rollitos.  Separad bien uno de los otros porque se inflaran durante el horneado. Yo horneé de 12 en 12.

Y el tiempo de horneado es de 8 minutos.
 

9- Dejadlos enfriar en una rejilla y después conservadlos tapados en un bol, caja o con papel film durante 4-5 días.

ALGUNOS CONSEJOS:

– Se suelen hornear depositando el rollito dentro de un cestito de papel, de una medida mediana, pueden ser los que se utilizáis para hacer magdalenas, esto hace que durante el horneado, cuando se infla la masa, quede más recogido, pero si los depositáis en la bandeja del horno, como yo hice, encima de papel de hornear, separad bien uno del otro para que no se peguen cuando se estén haciendo.

– Se suelen decorar con azúcar perlado, pero como en casa preferimos las cosas no muy dulces, preferí no ponerlo. Si optáis por ello, añadirlo al finalizar el horneado.

– Si queréis la masa más dulce podéis añadirle 40-50 gr. más de azúcar, aunque con el relleno yo creo que ya lo endulza suficiente, pero esto va a gustos.

 

http://cook-me-tender.blogspot.com.ar/2013/11/kanelbullar-un-dulce-de-suecia.html?showComment=1383734834458

 

Esta es la receta en español, pero otra cosa es leerla en sueco. Inscribite en nuestro curso de sueco de verano para principiantes y aprendé las recetas en versión original. Comienza el 5 de diciembre: culturasueca@gmail.com